Font: El Periódico.

Una mujer mayor con el pelo canoso acaricia la cara de una niña pequeña, mientras una mano menuda se agarra a los dedos curtidos de un abuelo. Estas son dos de las tiernas imágenes que decoran la entrada del colegio Escola Sagrada Família (Safa), integrada en la Fundació Casa Asil de Sant Andreu de Palomar (Agustí i Milà, 78). “Con el mural damos por concluidos los actos de celebración del 150 aniversario de la fundación. La idea era hacer algo que quede para siempre, como recuerdo”, explica Teresa Marfull (…)

Article sencer: – 1 de Novembre de 2016. El Periódico. Luis Benavides (@lluisbenavides)

Related Post